La cocina vallecaucana es una de las más exquisitas y variadas de Colombia.

La cocina vallecaucana es una de las más exquisitas de Colombia. Es un placer disfrutar de sus pandebonos, sancocho de gallina y sus mil preparaciones de plátano.

Como heredera de los saberes gastronómicos de africanos, indígenas, españoles y migrantes de otras regiones de Colombia, la cocina del Valle constituye una de las más variadas del país, ya que por la diversidad geográfica del departamento es posible la obtener productos como el plátano, los frutos de mar, el arroz y un sinfín de productos nacidos en la tierra fértil y diversa del departamento.

Son protagonistas bebidas como: el masato, el champús (llamado por algunas personas de otras regiones como champú) y la lulada. En comida se destacan el pandebono, los patacones, las marranitas y los aborrajados. Los postres más reconocidos son el manjar blanco, las cocadas, el arroz con leche y las frutas almibaradas.

Sancocho Colombiano

En el Pacífico son las mujeres de las comunidades negras las poseedoras de secretos de cocina que deleitan paladares dentro y fuera del Valle. Desde la colonia adaptaron sus conocimientos culinarios a los ingredientes vallecaucanos y crearon sancochos, tamales, cebiches, sopas, dulces de caña y frutas entre otros platos.

En el norte del departamento, cerca de Risaralda y Quindío, se encuentra una deliciosa fusión entre la gastronomía de la zona cafetera y la vallecaucana. Hay arepas, fríjoles, mazamorra, carnes con diversas preparaciones y orígenes, buñuelos y natilla.

Hacia el sur oriente del Valle del Cauca, la mezcla de la cocina típica vallecaucana con el viejo Tolima ofrece lechonas y viudos de pescado. Por su parte las migraciones nariñenses aportaron los tubérculos y rescataron parte de la cocina indígena.

¡Haga un recorrido por los sabores del Pacífico y deje a su paladar viajar por la gastronomía vallecaucana!